¿Cuándo fue la última vez que viste una abeja? Si la observaste con suficiente detenimiento, es posible que la reconozcas dentro de los 13 tipos de abejas que se han encontrado en el mundo. Si no es así, no te preocupes, porque de todos modos estás a punto de descubrir cuáles son.

Una de las primeras cosas que tenemos que contarte es que en realidad las abejas no pican, es decir, no suelen hacerlo. Lamentamos si en algún momento un pequeño polinizador decidió poner su aguijón en ti, pero fue una casualidad.

De hecho, los seres humanos no son nada atractivos para las abejas (en ningún sentido). Si te han picado, es probable que haya sido una avispa que tenía pinta de abeja. Para comprender por qué las abejas no suelen picar, Becky Griffin, profesora del Centro de Agricultura Urbana de la Universidad de Georgia, analizó y describió algunas de las características de algunos grupos de abejas.

13 tipos de abejas del mundo

Abejas occidentales (Apis mellifera)

De color marrón dorado con rayas abdominales negras, las abejas occidentales son trabajadoras y se la pasan recolectando polen. Polinizan plantas y cultivos, y pueden picar si las molestan demasiado.

Abejorros (Bombus)

En este grupo de abejas existen cerca de 49 especies nativas de Estados Unidos. Estas abejas suelen ser más grandes y con un cuerpo negro cubierto de mucho cabello amarillo y negro. Los abejorros suelen polinizar flores silvestres y algunos cultivos, en especial los de tomates.

Abejas carpinteras (Xylocopa)

Mejor conocidas como abejas de madera, estas pequeñas abejas son las responsables de los agujeros en la madera. Suelen hacer estos agujeros para crear una especie de nido reproductivo. Estos insectos también polinizan, aunque son un poco más territoriales que los demás.

Abejas albañiles (Osmia)

Pequeñas, de vuelo rápido y excelente agilidad, como un avión de guerra. Los llamativos colores metálicos de estas abejas las hacen espectaculares a la vista. Ellas también son polinizadoras de una variedad de flores, pero suelen centrarse en los árboles frutales.

Abejas cortadoras de hojas (Megachile)

Estos insectos voladores son únicos en color. Sus pelos blancos y negros que cubren el tórax las hacen especiales. Tienen cabezas grandes y enormes mandíbulas para cortar trozos de hojas que utilizan en sus nidos. Son expertas polinizadoras de la alfalfa, los arándanos, las zanahorias y las cebollas.

Abejas del arándano

Sin líneas a la vista, estas abejas tienen pelos blancos y negros en casi todo el pecho. Deben su nombre a que han evolucionado con los arándanos nativos de Estados Unidos y sus cuerpos se han transformado a la perfección para polinizar las flores de estos frutos.

Abejas de calabaza (Peponapis y Xenoglossa)

Estas abejas también han evolucionado para convertirse en especialistas de la polinización. En especial, polinizan la calabaza común, el calabacín y muchos otros tipos de calabazas. Su color varía desde negro hasta naranja tostado y tienen mucho vello negro con rayas en el abdomen.

Abejas sudorosas (varios géneros)

Las alas de estas pequeñas abejas son hipnotizantes, aunque su nombre proviene de un hecho aún más extraño, pues se dice que sienten cierta atracción por la transpiración humana. No obstante, los seres humanos gozan de observarlas porque son pequeñas y veloces.

Moscas flotantes (Syrphidae)

Aunque no lo parezcan por su nombre, estas moscas flotantes son abejas. Incluso son un grupo muy importante de polinización, ya que hay más de 6,000 especies de esta abeja. Las flores con néctar dulce son su perdición y sus favoritas son las del género Aster y los hisopos.

Chaquetas amarillas (Vespula o Dolichovespula)

Estas abejas son como una avispa carnívora. No suelen pasear por jardines o huertos a menos de que haya un nido cercano, en cuyo caso, su principal objetivo será deshacer el nido para alimentarse de los insectos. De igual forma, pueden ser peligrosas para el ser humano, debido a que sus picaduras son bastante fuertes.

Avispas de papel (Vespidae)

Su nombre se debe a que construyen nidos de papel. Estos insectos no parecen abejas a simple vista, e incluso es difícil observarlos en un jardín. Los lugares más comunes para estas abejas son los marcos de las puertas, los alféizares y los aleros, pero será mejor que no las molestes, porque son muy agresivas.

Avispas de alfarero (Vespidae)

Estas avispas no son como tal polinizadoras, más bien son paralizadoras debido a su picadura. Se alimentan de larvas, lo que puede ayudar para evitar las orugas y los gusanos en los campos. Son menos agresivas que el resto de las avispas, pero aún así hay que cuidarse de ellas.

Avispones (Vespidae)

A simple vista, este avispón parece una abeja, pero se distingue por su cuerpo grueso. Tiene un color entre blanco y negro y es muy efectivo para el control de plagas, ya que se alimenta de una variedad de insectos.

ECOOSFERA