Efecto invernadero: causas, consecuencias y soluciones

El efecto invernadero es una característica natural de la atmósfera de nuestro planeta y que, por tanto, forma parte del funcionamiento natural que permite que haya vida.

El efecto invernadero es una característica natural de la atmósfera de nuestro planeta y que, por tanto, forma parte del funcionamiento natural que permite que haya vida.

El efecto invernadero es una característica natural de la atmósfera de nuestro planeta y que, por tanto, forma parte del funcionamiento natural que permite que haya vida.

Sin embargo, cuando este efecto se potencia y es más elevado de lo que se produciría naturalmente, deja de haber efecto invernadero natural y pasa a ser negativo, provocado principalmente por el incremento de la actividad humana.

Entre las causas del efecto invernadero negativo destaca el aumento de la emisión de gases de efecto invernadero que provienen de nuestros sistemas energéticos.

Básicamente, el uso incrementado de combustibles fósiles y sus derivados, de gas y de carbón, provoca la emisión de estos gases que aumentan este problema.

Entre las consecuencias de este fenómeno encontramos el aumento de temperatura y la pérdida de especies.

Por suerte, hay medidas que podemos tomar como solución a este problema. En EcologíaVerde te invitamos a seguir leyendo este artículo en el que te desvelamos los detalles del efecto invernadero: causas, consecuencias y soluciones.

Soluciones para el efecto invernadero

El efecto invernadero es una característica natural de la atmósfera de nuestro planeta y que, por tanto, forma parte del funcionamiento natural que permite que haya vida.
El efecto invernadero es una característica natural de la atmósfera de nuestro planeta y que, por tanto, forma parte del funcionamiento natural que permite que haya vida.

Por último, vamos a comentar qué soluciones hay para el efecto invernadero, ya que es necesario hacer lo posible para frenar su incremento y conseguir reducir los niveles de gases dañinos. Así, como medidas para reducir el efecto invernadero y evitar su aumento y gravedad podemos seguir estos consejos:

  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, como el CO2 y el CH4.
  • Usar energías renovables en vez de combustibles fósiles, sus derivados, gas y carbón.
  • Usar más el transporte público y otros medios de transporte no contaminantes, como la bicicleta u otros vehículos ecológicos.
  • Fomentar la conciencia ecológica entre los ciudadanos y, sobre todo, inculcar estos conocimientos a los niños y enseñarles qué pueden hacer ellos para mejorar este problema.
  • Reducir el consumo de carne y, por tanto, del uso de la ganadería intensiva e industrial, prefiriendo la ganadería transhumante y otras más respetuosas con el medio ambiente.
  • Que los gobiernos se involucren en la toma de medidas para reducir este problema y prevenir el aumento del efecto invernadero y del cambio climático. Un ejemplo de estas medidas es el Protocolo de Kioto.
  • Continuar con la investigación de posibles mejoras respecto a los problemas del medio ambiente.
  • Reciclar y hacerlo correctamente.
  • No malgastar energías, como la electricidad en el hogar.
  • Consumir productos ecológicos.
  • FUENTE :www.ecologiaverde.com
Rating: 4.6/5. From 5 votes.
Please wait...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *