Escuela primaria un sentimiento

Primaria un sentimiento, donde dejamos de aprender jugando, comenzando una etapa nueva de responsabilidades, tareas, nuevos amigos, profesores, exámenes, relaciones.

Escuela primaria un sentimiento, que perdurara para el resto de nuestras vidas

Mirando hacia atrás la etapa de jardín dejada, sintiéndonos más grandes, pero a la vez observando a los que ya están en el último año de primaria, teniendo algún que otro ídolo/a, ejemplos a imitar y seguir, creciendo año a año y sintiéndonos cada año personas más adultas.

Amistades que de repente nos llevan a pelearnos, a enojarnos, a tener diferencias y uno que otro mejores amigos, pero que el destino se encargara de años más adelante, demostrarnos que fue lo más hermoso que nos pasó en la vida, conocer a esa persona, quizás merecíamos más tiempo compartidos con todos ellos.

La personalidad es un ámbito del desarrollo que es preciso abordar en el marco de las relaciones interpersonales y no al margen de ellas.

Durante los primeros años de la infancia, el primer contexto en el que la gran mayoría de los niños y las niñas crecen y se desarrollan es la familia.

Los lazos afectivos y el sentirse unidos a sus padres y madres pueden ayudarles a desarrollar herramientas sociales, inteligencia emocional y confianza en sí mismos.

A medida que se avanza en el desarrollo, los niños y las niñas, van accediendo y participando en nuevos contextos y, en consecuencia, van apareciendo nuevas fuentes de influencia en el desarrollo de la personalidad.

La escuela y la familia, las dos instituciones sociales de mayor repercusión en la vida del niño, se convierten entonces en los dos contextos más influyentes de cara a la configuración de la personalidad infantil; los padres, los docentes y el grupo de los iguales van a jugar un papel crucial en el proceso de socialización durante estos años.

A través de las interacciones sociales que se establecen con todas estas personas, los niños y las niñas van a aprender a comunicarse, comprenderán las normas de conducta e irán asimilando y adquiriendo los valores.

Estas interacciones que se producen en la escuela y en el medio familiar les permiten consolidar o modificar muchos de los aspectos del desarrollo socio-personal que se habían ido definiendo en los años anteriores.

Rating: 2.5/5. From 2 votes.
Please wait...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *