Nuestro Tero

Ave común y abundante en la zona, su  área de dispersión ocupa casi toda Sudamérica.

Ave común y abundante en la zona, su  área de dispersión ocupa casi toda Sudamérica.

Ave común y abundante en la zona, su  área de dispersión ocupa casi toda Sudamérica.Centinela desde la cuna, Nuestro Tero

Leyenda del “Tero”

Nidifica en el suelo, pone por lo general 4 huevos. Es muy vigilante y protector de su territorio y más aún cuando algún intruso se acerca a su nidada o pichones.

La primera defensa es llamar la atención y distraer al posible depredador llevándolo lejos del nido, si no  surte efecto esa táctica se abalanza en pleno vuelo, pasando cerca del agresor y amenazando con dos espolones que tiene en sus alas. ambos sexos son semejantes ante la vista humana. Se alimenta de pequeños invertebrados.

En las zonas rurales son apreciados por ser centinelas del lugar, avisando a sus moradores por su fuerte llamado onomatopéyico que le da el nombre común en Argentina: tero, tero tero, teru teru.
Habita en zonas despejadas, por lo general pastizales, zonas palustres, playas, costas de lagos, ríos y mares, también áreas urbanas con terrenos despejados, suele verse vivir e incluso anidar en parques y campos deportivos.
La raza del sur (Patagonia) presenta copete corto y su vocalización es de tonos “metálicos”

Leyenda del tero Cuentan:

Que la choza estuvo cinco días cubierta de una niebla impenetrable. En el interior, los dos jóvenes y Tupá, mañana, tarde y noche. Durante ese tiempo, estuvo el dios instruyendo a los fracasados padres, acerca de cuáles son los cuidados que se les debe dar a los hijos. Al quinto día, la niebla abandonó la choza, rodeada a la distancia por toda la población deslumbrada por el fascinador suceso. Se abrió la puerta de la vivienda y vieron salir; con cautela y sigilo, a dos hermosas aves, con el pecho de luto y los ojos rojos de tanto llorar. Con astucia, ambas aves, después de fallidos intentos de vuelo, finalmente se fueron por los cielos guaraníes. Tupá los había convertido en teros, una de las aves que más se preocupan por el cuidado de sus pichones. Con las más variadas estrategias, resguardan a su prole, un ejemplo de colaboración y protección. Tanto es el esmero del cuidado familiar del tero que, inclusive muchas familias guaraníes lo tienen como guardián de la casa.

Rating: 5.0/5. From 10 votes.
Please wait...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *